Menú Principal
Inicio
Temas Vinculados
Franciso Matto
Ernesto Leborgne
Taller Torres García
 

ENTREVISTA A FRANCISCO MATTO

El Diario - Lunes 31 de mayo de 1976
 

Francisco Matto: su autor

La moneda más bella del mundo

"Cuando uno llega a una casa, es más fácil encontrar que decora el living una figura naturalista, un paisaje, que un Picasso cubista. Tal vez sea por eso que me sorprendo. Porque el Constructivismo no es uno de los movimientos plásticos así llamados populares, en el sentido de la aceptación masiva". La afirmación es de un plástico uruguayo muy estrechamente unido a la escuela de Torres García: Francisco Matto.

Francisco Matto, directo discípulo de Torres García, muestra la versión de la moneda más artística del mundo que conserva en bronce, en su estudio de Carrasco

"Una de las cosas que más me sorprendió con respecto a esa obra mía, es que pudiera llegar a convertirse en algo tan popular, tan aceptado por gente de las más variadas clases, con el mismo entusiasmo. La veo como colgante, como prendedor, prácticamente cada día que salgo de mi casa".

Francisco Matto se arellana en el confortable sillón de la acogedora residencia de Rambla República de México y Bolivia, y explica a EL DIARIO el génesis de la moneda del Banco Central del Uruguay, en adhesión a la FAO en el año 1969, que se convirtiera en "la moneda más bella del mundo" y de la que es autor.

EL ASOMBRO

Todo comenzó en la historia de esta moneda de valor de mil pesos viejos, cuando el Banco Central decidió realizar una emisión especial que colaborara con los fondos de la FAO, el organismo de las Naciones Unidas que tiene que ver con los problemas de la alimentación en el mundo.

"Curiosamente, y estoy seguro de que este dato les asombrará -indica el artista compatriota Francisco Matto- no se llamó a concurso para el diseño, como habitualmente se hace. Un día me llamó Santiago Acosta y Lara -a la sazón Director del Banco- para decirme que se había decidido hacer esta moneda y que debía hacerse dentro del estilo Constructivo. ¿Por qué? Pues porque el Directorio del Banco entendía que el Constructivismo era el arte del Uruguay... ¿No es sorprendente?". Un reconocimiento notable, por cierto. "De modo que se me dio a mí el hacer la moneda, en forma directa y no por concurso como debiera haber sido". Francisco Matto, nacido en Montevideo en 1911 es bien conocido como artista plástico de importancia. Siempre estuvo vinculado a la labor y a la vida del maestro Joaquín Torres García.

En el hondo contenido emotivo de sus declaraciones a EL DIARIO, se siente, implícito, sobrio, profundo, el asombro ante el elocuente reconocimiento del Banco Central a la figura de su maestro, más allá de su propia labor como artista plástico.

EL RECONOCIMIENTO

La moneda fue acuñada con fecha 1969. Dos años después habría de convertirse en la moneda más hermosa del mundo, cuando fuera seleccionada por la asociación internacional Geseliscraft für Internationale Geldgeschichte, con sede en Alemania Federal, como "la moneda más artística del mundo".

Ahora, en 1976, han llegado a nuestra institución bancaria pedido de Europa de 4.000 piezas para ser colocadas entre coleccionistas europeos.

Coincide el pedido con la eclosión que en Europa y Estados Unidos ha provocado el redescubrimiento del Constructivismo, luego de las fabulosas exposiciones de la labor de Torres García.

EL SIMBOLO

"Como se sabe, la FAO -que debiera ser el organismo más importante a nivel mundial, hoy por hoy- se ocupa de surtir de alimentos al mundo. Cuando me aboqué a realizar la moneda, puse dentro de su estructura una cantidad de elementos de la naturaleza y otros realizados por la mano del hombre, que le sirven para conseguir su sustento. Así hay en ella un animal, una rama de árbol, una lombriz de la tierra, una hoja de arado y cosas por el estilo como una boya para pescar... Tuve que inventar una cantidad de cosas para que tuviera un sentido estético, para que tuviera una unidad, no un simple amontonamiento de elementos, es decir, para que fuera arte", señala Matto en la fría mañana otoñal.

La moneda realizada por Matto, marcó un momento especial en la historia de las artes plásticas nacionales: el Banco Central pidió a Matto el diseño, partiendo de la premisa de que el Constructivismo es el arte del Uruguay

LA TECNICA

"Generalmente, y cuando de monedas se trata, el artista hace el dibujo, es decir, el diseño, que se envía a los técnicos que harán la moneda. Ellos interpretan el diseño y lo realizan. Pero en el caso de esta moneda, todo fue diferente. Poco después que hice el diseño, lo plasmé en barro. El Arq. Ernesto Leborgne repitió lo hecho por mí en yeso. Eso fue algo bastante notable. Leborgne debió aprender el oficio de yesero para hacerlo y lograr la perfección total, reparando los filos que se rompían, cuidando cada detalle. Así llegó a hacer los dos platos, correspondientes a las dos caras de la moneda por mí diseñada, (un lado es un sol) tal como yo lo pensé. Esos platos de Leborgne se enviaron a la Casa de la Moneda en Santiago de Chile, donde se acuñó. Pero es precisamente el concienzudo trabajo de Leborgne el que le dio a la moneda la pureza de líneas que la caracteriza.

Matto conserva una versión en bello, verde, sensible bronce tomado del barro original, que fotografía Gonella para EL DIARIO. La moneda es propiedad del Banco Central y todos los derechos fueron cedidos por el artista compatriota. En el mundo se la reclama como exponente de la belleza y la profundidad del arte uruguayo. Es para congratularse.

 
 
Monedas de la República Oriental del Uruguay 2.0 | www.monedasuruguay.com | © 2005-2016 Fundación MonROU